Su carro de compras está vacío

"El término gobernanza territorial me suena más positivo que resolución de conflictos"

Hace unos meses Roque Benavides asumió la presidencia de la Confederación de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) y conoce el sector minero por tradición familiar y experiencia profesional; por ello, en exclusiva para Rumbo Minero, el empresario analiza la actividad minera, las últimas decisiones del Gobierno Central y la importancia de los proveedores mineros.

Si miramos todo el 2016 y el primer trimestre del 2017, ¿cuáles son sus proyecciones para el sector minero para este año?

Se ha tomado una serie de medidas. Por ejemplo, la consulta que se está haciendo sobre los Estándares de Calidad Ambiental – ECA, y la Reglamentación Ambiental para que sea más realista y, por supuesto, que sea internacional, que nos permita competir con otros países desarrollados, porque resulta que el Perú tenía limitaciones mayores que las que tienen en Europa para hacer minería.

En ese sentido, creo que la flexibilidad y el destrabamiento que se están dando, van a tener un impacto muy positivo.

Hace cinco años no se creía en la actividad privada; sin embargo, hoy día hay muchísima mayor convicción.

Tengo la esperanza y –por qué no decirlo– la ilusión que las cosas se comiencen a dar muchísimo más rápido y con la participación de todos los estamentos de la sociedad: la empresa, el Estado en sus distintos niveles, las ONG, las universidades, para poder llegar a lo que nosotros llamamos la responsabilidad social compartida en la que cada sector de la sociedad asuma su propia responsabilidad social.

El profesor y economista Michael Porter habla del valor compartido y tiene toda la razón, pues la actividad privada, la sociedad y la economía en su conjunto, tienen que compartir el valor. Sin embargo, “carne no viene sin hueso” y valor compartido no puede venir sin responsabilidad compartida.

Nosotros creemos que lo que va a haber acá es generación de valor, que requerirá de responsabilidad compartida por parte de todos los estamentos de la sociedad, eso por supuesto dirigido al tema de los conflictos sociales, donde esencialmente tenemos que buscar que cada quien asuma su propia responsabilidad.

¿Comparte la visión del Ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, en el sentido que en el 2018 el sector minero retomará el crecimiento de años pasados?

Yo creo que sí. En mi opinión, el destrabamiento de la “tramitología” o “permisología”; con la flexibilidad y el realismo con el que se está abordando el tema medioambiental son elementos que nos permitirán tener un mejor 2018.

Este 2017 podría ser muy difícil, esencialmente, por los desastres naturales, es decir, la gente dice que las minas no han sufrido. Nosotros que estamos al pie del cañón en las operaciones mineras, sabemos de la cantidad de carreteras interrumpidas, los suministros no han llegado; entonces, creo sinceramente el 2018 va a ser un mejor año.

Mencionó los conflictos sociales, ¿considera que la propuesta del Viceministerio de Gobernanza Territorial es suficiente para reducir los conflictos o hay temas pendientes que el Gobierno debería ejecutar en los próximos años?

Yo creo que es interesante hasta la cuestión semántica; vale decir, el término “gobernanza territorial” me suena más positivo que “resolución de conflictos”, que era la oficina que había en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). Creo que hay que enfrentar los problemas con positivismo.

Vea la revista completa AQUÍ

 

Fuente: Rumbo Minero