Su carro de compras está vacío

PDAC 2018: el Perú sigue siendo la ‘estrella’ de América Latina

Compartir:

Alberto Arispe, gerente general de Kallpa SAB e integrante de la delegación peruana de PDAC, comenta su experiencia en el último megaevento minero: hay mucho optimismo por los proyectos locales.

Prospectors & Developers Association of Canada (PDAC) es la conferencia minera más importante del mundo.  Se lleva a cabo todos los años en Toronto, Canadá, durante la primera semana de marzo. Asisten aproximadamente 30,000 personas cada año, entre empresas mineras juniors, compañías mineras en producción, representantes de gobiernos nacionales, regionales y locales, geólogos, ingenieros de minas, estudios de abogados especializados en minería, bancos de inversión, brokers, proveedores de mineras, fondos de inversión, estudiantes, etc.

Es una conferencia de tres días en el que todos van a conocer los proyectos mineros más importantes del mundo. Todos aprovechan la ocasión para promocionar sus países, sus proyectos, sus empresas, sus negocios, entre los miles de asistentes. El que no va y quiere estar en el negocio minero, simplemente, no la ve.

Como todos los años desde hace siete años, Kallpa SAB, líder en el negocio de minería junior y minería mediana entre las SAB locales, asistió al evento. Esta vez, fuimos como cabeza del consorcio que asesora a ProInversión en la estructuración, promoción y venta de dos activos mineros en etapa inicial de desarrollo, llamados Colca y Jalaoca.  El consorcio está conformado por Kallpa SAB, PwC, Metis Gaia y el Estudio Gallo Barrios Pickman (Dentons).

El consorcio presentó a Alberto Ñecco, director ejecutivo de ProInversión, y a Luis Ducassi, director de proyectos mineros de ProInversión, a más de 30 inversionistas, entre compañías mineras, bancos de inversión especializados en minería, fondos de inversión, estudios de abogados, entre otros. El feedback es superinteresante:

1. Los inversionistas están muy optimistas con el precio de los metalesbase para 2018-2020. Los bulls (optimista) esperan que el precio del cobre pueda superar los US$3.50/libra en 2018 (precio hoy US$3.15/libra). Los moderados esperan que el precio del cobre se ubique alrededor de los US$3.10/libra durante los próximos 24 meses y hay muy pocos bear (pesimista), por decir ninguno. Este optimismo se basa en la expectativa que China e India sigan creciendo por encima del 6.0% anual durante los próximos cincos años y que, por lo tanto, la demanda de cobre siga fuerte. También es importante destacar que el crecimiento significativo en la demanda por autos eléctricos implica un impulso adicional a la demanda por cobre. Asimismo, por el lado de la oferta, no existen muchos grandes proyectos de cobre en el mundo que inicien producción en el corto plazo y es una realidad que los problemas sociales, ambientales, con las comunidades locales, con los gobiernos, entre otros, hace que desarrollar minas sea cada vez más difícil, más riesgoso y más costoso. A mayor demanda y menor oferta, es razonable pensar en mayores precios.

2. Al mercado le gusta el Perú como plaza minera. “Peru is the shining light in Latin America”, dijo más de uno.  El consenso indica que en los últimos 30 años han habido siete gobiernos, con distintos hacedores de política y distintos partidos políticos y todos han permitido que el negocio minero crezca. El Perú ha duplicado su producción de cobre en los últimos cinco años. Los inversionistas no creen que esto cambie. Confían en el Perú. No recibimos ninguna pregunta o preocupación sobre ruido político. Ninguna.

3. Confirmamos que la zona minera ubicada entre el sur de Cusco, Apurímac, el norte de Arequipa y Moquegua es la zona caliente para proyectos de cobre en estos días. Mucho interés en esa región, impulsado por el inicio de producción de Las Bambas y Constancia, y la existencia de proyectos avanzados como Los Chancas (Southern), Haquira (First Quantum), Cotabambas (Panoro), Antillas (Panoro), entre otros. Colca y Jalaoca están precisamente en ese vecindario.

4.La delegación peruana tuvo una gran presencia en el evento. El Perú fue patrocinador con Chile y Ecuador. Estuvieron presentes Martín Vizcarra, primer vicepresidente, Claudia Cooper, ministra de economía, Angela Grossheim, ministra de energía y minas, Alberto Ñecco, director ejecutivo de ProInversion, Wilber Venegas, gobernador de Apurímac, entre otras autoridades. También estuvieron Víctor Gobitz, CEO de Buenaventura, Óscar González, CEO de Southern, entre otros CEO y altos ejecutivos de empresas mineras. El trabajo coordinado y en equipo de todos se hizo presente y el objetivo de vender el Perú se cumplió a cabalidad.

5. Kallpa SAB tiene una buena reputación ganada en este mercado. Disculpen el cherry, pero tengo que mencionarlo. No vi a otras SAB, bancos o inversionistas de fondos institucionales peruanos en PDAC. Creo que dada la importancia de la minería en el Perú, es importante asistir. Se aprende mucho, se aporta al desarrollo del mercado y se vende el Perú.

El 2017 fue un buen año para el sector. El cobre y el zinc subieron significativamente. El año pasado hubieron 40 initial public offerings (IPO) en la Bolsa de Toronto, 20 de ellos fueron de empresas mineras. Se levantó más de US$800 millones de estas empresas, lo que representó el mejor año desde 2011 en cuanto a colocaciones primarias de mineras. El optimismo para 2018 y 2019 en PDAC era evidente. Si 2018 es un año positivo, como todos esperan, ya serían dos años de flujos de caja significativos para las empresas mineras. Y es en ese momento en que el precio de los proyectos comienza a apreciarse. Estamos cerca.

Creemos que el 2018 será un buen año para los precios de los metales, para las empresas mineras y para el Perú y los mercados emergentes. A finales de este año esperamos que las empresas mineras tengan un segundo año de flujo de caja muy positivo y que los inversionistas se sientan lo suficientemente cómodos con el sector para exigir más IPO y más reservas a las empresas mineras. Ello motivará el desarrollo de nuevos proyectos y la compra de mineras juniors. El mercado premiará a las compañías que busquen crecimiento y esto elevará el precio de los proyectos mineros.

Como todos saben, no hay garantía de que esto suceda. Siempre hay riesgo y el negocio minero es un negocio de alto riesgo pues depende de los precios de los metales. Y este riesgo es, básicamente, que la demanda de China e India se caiga y/o que la Fed suba muy rápidamente sus tasas de interés y afecte negativamente y de golpe al crecimiento en Estados Unidos.

En conclusión, estimamos que se viene un buen 2018 para los mercados emergentes y para el Perú.  El sector minero dará soporte al crecimiento de la economía nacional y, como todos saben, nuestra bolsa es minera y, en estos casos, eso debe ayudar al rendimiento del año. Para los amantes al riesgo, tomar posiciones en activos mineros parece ser una alternativa razonable.

Fuente: Semana Económica