Pasar al contenido principal

Grupo Hidráulica | Golpes de ariete: qué son y cómo prevenirlos para evitar daños en las redes de tuberías

Golpes de ariete: qué son y cómo prevenirlos para evitar daños

en las redes de tuberías

 

  • El fenómeno afecta a diferentes sistemas hidráulicos y está muy presente en las redes de riego agrícola.

 

El golpe de ariete es un fenómeno hidráulico producido cuando la velocidad de un fluido -líquido o gas- se altera repentinamente en el interior de una tubería provocando un cambio excesivo de presión. Siempre están presentes, pero no todo el tiempo son perceptibles, por eso es importante prevenirlos por los daños que pueden llegar a provocar en distintos elementos de la red.

 

El fenómeno suele ir acompañado de un ruido similar al que haría la tubería al ser golpeada con un martillo, afecta a distintos sistemas hidráulicos (redes de abastecimiento, industriales) y es muy frecuente en redes agrícolas, debido al uso frecuente de válvulas que constantemente abren y cierran, la dimensión de las tuberías y la proximidad entre las conexiones de las instalaciones. Por eso, es necesario para los agricultores y juntas de propietarios conocer las causas de los golpes de ariete y cómo evitarlos.

 

Si atendemos a cómo se producen:

1. Cambio de área: presente en reducciones y válvulas semiabiertas.

2. Cierre intempestivo de válvula o taponamiento: genera interrupciones o cambio de sentido.

3. Cambio de dirección: normalmente se dan en codos y tees, entre otros accesorios.

 

Cómo hacer para evitarlos:

 

En primer lugar, identificar en qué punto la presión llega a un valor que pueda ser peligroso para el sistema; en segundo lugar, en lo posible incrementar la distancia entre accesorios para evitar cambios de dirección continuos; y, por último, recurrir al uso de las válvulas de alivio, que liberan el exceso de presión generada en el sistema.

 

Ayrton Díaz, experto en tecnología agraria del departamento técnico de Grupo Hidráulica, nos da recomendaciones generales para evitar recurrir al uso de válvulas de alivio: “Se debe procurar realizar conexiones espaciadas, es decir, accesorios de unión no tan próximos uno del otro. Además, es importante limitar la velocidad del fluido de tu sistema, menor o igual a 1 m/s en agua, y menor o igual a 5 m/s para aire. Finalmente, deben ubicar estratégicamente manómetros para tener precisión en el control de presiones”.