Su carro de compras está vacío

Steve Botts: Tahoe Perú y el valor compartido; cifras y datos sobre La Arena y Shahuindo

Compartir:

Steve Botts: Tahoe Perú y el valor compartido; cifras y datos sobre La Arena y Shahuindo

 

Steve Botts, vicepresidente y director de Tahoe Perú, compartió detalles en Lima sobre las dos operaciones en Perú: La Arena y Shahuindo. Ambas minas son productoras de oro y se encuentran ubicadas en el norte del país; sin embargo, tienen muy distintas condiciones tanto en los aspectos geológicos y mineros como en el ámbito social. ¿En cuanto a los aspectos en común? Trabajan mayoritariamente con gente local y tienen procesos de recuperación del mineral muy eficientes.

Durante el Networking Breakfast & Conference organizado por la Cámara de Comercio Canadá Perú, el ejecutivo remarcó que Tahoe Resources es una organización canadiense impulsada por sus valores en seguridad, liderazgo, integridad, transparencia y respeto, aplicados diariamente en el desarrollo de sus actividades. “Nuestro propósito es crear valor compartido para la empresa y sus grupos de interés a través de nuestro enfoque en la excelencia operativa, el cuidado del medio ambiente, nuestros trabajadores, las comunidades y los países donde estamos operando”, precisó.

Explicó que en los últimos tres años trabajaron para transformar la compañía a partir de dos operaciones mineras juniors, “en una organización que opera bajo un conjunto común de valores y estándares de Tahoe Perú y Tahoe Resources”.
 

LA ARENA: Interesantes desafíos

Al referirse sobre la mina La Arena, señaló que se trata de la operación más antigua y la mayor proveedora de oro (para Tahoe) hasta el 2018.

Agregó que, encontrándose la mina en una zona de larga data minera, a 12 km al sureste de la ciudad de Huamachuco (Provincia de Sánchez Carrión, región La Libertad) y a 3 horas y media de la ciudad de Trujillo, representa una diversidad de desafíos y oportunidades, tanto en el aspecto técnico como en el social.

La operación, a tajo abierto, alcanzó una producción record de 230,483 oz en el año 2015; luego 204, 313 oz en el año 2016; y una producción de 196, 000 oz en el año 2017.

Según explicó Botts, si bien no descarta la posibilidad de extender la vida útil de la mina, se tiene previsto su cierre en el año 2021 respecto al procesamiento de óxidos, mientras que el cierre de operaciones está proyectado para el año 2024, según las reservas actuales.

A partir de enero de 2018, La Arena contó con reservas probadas y probables de 43.9 millones de toneladas con una ley de 0.4 gramos por toneladas de oro, que contiene aproximadamente 568 mil onzas de oro.

En la actualidad, La Arena lixivia muy bien con una recuperación en el rango de 86%, debido a que se trata de una roca que “se puede procesar sin chancar el mineral”.
 

El lado social de La Arena

Al evaluar el ámbito social en La Arena, el directivo observó que ocurre “un interesante desafío” por su proximidad con una ciudad importante, lo que combina temas relacionados al agua, aire y cierre de la mina. “Muchas minas en Perú tienen estos desafíos, pero para nuestra operación es mucho más   exigente por la concentración de población que vive muy cerca de la mina”, dijo. Al respecto agregó que la empresa ha implementado un plan de gestión integral del agua en toda la operación con capacidad para tratar los efluentes del agua de la mina (dewatering), el agua del proceso, los sedimentos y el drenaje del botadero, de acuerdo con los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) y los Límites Máximos Permisibles (LMP).

“Con respecto a la calidad de aire, y dada la proximidad de las comunidades locales, tenemos que tomar medidas extraordinarias para minimizar los impactos y cumplir con los estándares de calidad de aire. Por ejemplo, sobre la base de un análisis de los patrones del viento, hemos determinado el mejor momento para la voladura para minimizar las emisiones de polvo. También humedecemos las superficies las superficies del área a explotar para controlar las emisiones de partículas”, agregó. Sobre el cierre de la mina, anotó que llevan a cabo actividades de cierre concurrentes y están iniciando el proceso de planificación para el cierre final de la mina.
 

Temas laborales y la tendencia hacia la capacitación

La Arena cuenta con una fuerza laboral de 2,129 personas entre empleados y contratistas, de los cuales un 60% son locales (próximos a la zona de las operaciones) y el 40% proceden de distintas partes del Perú. Asimismo, en términos de contratación y adquisiciones, el 20% proviene del área local siendo estos principalmente de servicios. Y el 78% proviene del ámbito nacional.

“He trabajado en varias operaciones mineras y proyectos en Perú y no he visto un porcentaje tan alto de gente local trabajando en la mina. Y no hablo de mano de obra no calificada, hablo de los operadores de los equipos, las personas que trabajan en planta. Y es que ellos tienen sus propios retos también”, observó.

Su política de contratación y adquisición local es clave en su estrategia de relaciones con la comunidad y ayuda a garantizar un alto nivel de apoyo para la operación. Sin embargo, esta política tiene sus desafíos, ya que existe un alto nivel de competencia y demanda, de los residentes y de negocios locales. En ese sentido, el manejo de estos aspectos puede ser muy desafiante, especialmente en los esfuerzos continuos en términos de seguridad industrial, el control de costos y la excelencia operativa.

Finalmente, sobre la responsabilidad social, refirió que cuentan con un programa que se centra en cinco áreas clave: educación, salud, infraestructura, producción y obras por impuestos. Todo ello considerando el factor de la sostenibilidad. La empresa contribuye en capacitación para que más adelante puedan ser proveedores de diversos servicios, no sólo en La Arena sino también en otras operaciones mineras e industrias, “considero que esa será la tendencia”, anotó.
 

SHAHUINDO: Joven y desafiante

Al referirse a la mina de oro Shahuindo ubicada a 17 kilómetros de Cajabamba (Cachachi, Cajabamba, región Cajamarca), que pronto se convertirá en la mayor productora de oro (para Tahoe) indicó que se trata de la mina más joven y desafiante por sus retos ambientales, según explicó Botts.

El tajo abierto, de mediana minería, inició su producción en el año 2016, y al 2018 tuvo un movimiento de roca de 14Mt. Es de metalurgia favorable; y se prevé el cierre respecto al proceso productivo en el año 2028 y el cierre de operaciones en el 2032.

En términos ambientales, indicó, la operación cuenta con un sistema de gestión del agua diseñada para tratar los sedimentos y el drenaje de desmonte de acuerdo a los ECA y a los LMP. Respecto a la calidad de aire, dada la gran extensión de caminos de tierra alrededor de la propiedad que son utilizados por los residentes locales y la empresa, tienen la oportunidad de trabajar con empresas locales para en el control de polvo, proporcionando empleo y demostrando su compromiso con la protección del medio ambiente.

A la fecha, como parte de su programa de responsabilidad social Shahuindo se enfoca en cinco áreas clave que abordan las necesidades básicas de la población: educación, salud, agua, proyectos productivos e infraestructura. Por ejemplo, la empresa ha invertido en mejoramiento del sistema del agua S/. 2.260.253, con lo que ha beneficiado a unas 7.696 personas de las localidades vecinas. Su objetivo es gradualmente hacer el cambio de programas sociales que abordan necesidades básicas hacia programas más enfocados en el desarrollo de una economía local más allá de la mina.

Agregó que la mejor manera de cuidar el medio ambiente es involucrando a la comunidad. De acuerdo a ello, en el 2018 se inició un plan de revegetación con hidro siembra y mano de obra local, y se tiene planificado expandir este programa en el 2019. En la actualidad Shahuindo tiene una fuerza laboral de 2,692 personas que incluye a empleados y contratistas, de los cuales el 72 % de la fuerza laboral es local.
 

DATOS

Steve Botts cuenta con 39 años de experiencia en la industria minera, los últimos 20 años trabajó en América Latina. En cargos gerenciales en Antamina (1997-2006); Rio Tinto, La Granja (2006-2009); AngloGold Ashanti (2009-2010); Minera Panamá (2012 – 2013); y Marcobre (2014 – 2017).
Actualmente es Vice Presidente y Director de Tahoe Perú, responsable del manejo general de la empresa en Perú, incluidas las dos operaciones mineras.
Tahoe Resources tiene operaciones mineras en tres países: Canadá, Guatemala y Perú.

 

Fuente: Proactivo.