Pasar al contenido principal

TGA COMPANY | El Corporate Gaming: herramienta de capacitación para el personal de las empresas

El Corporate Gaming: herramienta de capacitación

para el personal de las empresas

 

La Gamificación, un término que últimamente escuchamos de forma regular. ¿Pero qué es en realidad y para qué puede servirnos? La industria del gaming enfrenta falsos mitos como, por ejemplo, que el gaming lo juegan sólo los niños, y sólo sirve para esparcimiento. Estas correlaciones llevan a las personas a estar confundidas y generar confusión sobre lo que el gaming realmente es. 

 

La gamificación es una técnica de aprendizaje, que utiliza la mecánica y el atractivo de los videojuegos en el ámbito educativo-profesional, con el fin de conseguir resultados extraordinarios. Las características principales son: absorber mejor algunos conocimientos o procesos, mejorar algunas habilidades blandas, o bien, motivar a los usuarios mediante recompensas, entre otros. 

 

Un aspecto muy relevante es el promedio de edad de las personas que utilizan los videojuegos. El usuario promedio es de 34 años y, éste, es uno de los motivos por los que cada día más empresas deciden utilizar la gamificación como herramienta de capacitación para su personal. La otra motivación, y muy relevante en la actualidad, es la virtualidad necesaria en las empresas, fruto de las conocidas restricciones por la pandemia. El gaming permite conectarse a distancia, llevar adelante la capacitación y, todo ello, en un entorno entretenido para hacerlo atractivo al público objetivo.

 

Existen muchas diferencias entre los métodos tradicionales y este tipo de capacitaciones mediante videojuegos. Algunas de las más destacadas son las siguientes: 

 

  • Creatividad e innovación: es posible que los métodos de capacitación tradicionales no puedan inspirar a los colaboradores de una empresa a ser creativos y pensar de manera innovadora, cosa que el gaming permite gracias al entorno en el que se desarrollan.

  • Aprender haciendo: en un entorno tradicional, la capacitación es básicamente teórica, mientras que la gamificación permite llevar adelante testeos que demuestran si el aprendizaje ha sido efectivo.

  • Costos: la formación tradicional implica una inversión en viajes, y alojamiento de los colaboradores e instructores y, un dato no menor, disponer de amplios segmentos horarios para juntar a todo el equipo necesario.

  • Nivel de compromiso: cuando los colaboradores se entretienen mientras aprenden, su involucramiento suele ser mayor, y la participación es mucho más activa.

  • Métricas: es fundamental evaluar la eficacia de cualquier programa de formación. El gaming permite obtener la información en tiempo real y con la segmentación que se requiera, según las necesidades de la empresa.

 

A nivel estadístico, se puede destacar lo siguiente: 

 

En los últimos años, especialmente en 2020, las cifras económicas de facturación de la industria de los videojuegos han alcanzado su máximo histórico debido al mayor consumo, fuertemente influenciado por las restricciones sufridas por la pandemia del COVID-19. 

 

Según un estudio realizado por International Data Corporation (IDC), principal proveedor mundial de inteligencia de mercado sobre tecnología de la información y mercados de consumo de tecnología, la industria ha crecido a nivel mundial un 20%, y en todo el mundo, facturó más que la suma de los deportes y el cine juntos en EE. UU. Enfocándonos en Latinoamérica, Argentina ha sido el país de la región con mayor crecimiento del mobile gaming en 2020. Este término se refiere a los videojuegos que se utilizan en los dispositivos móviles, y es el de mayor crecimiento.

 

En resumen, son muchos los motivos que nos permiten afirmar que la gamificación ha llegado a un punto sin retorno. Es una industria que seguirá creciendo a cifras de dos dígitos y se seguirá consolidando como una nueva y extraordinaria forma de capacitar y modificar conductas para las empresas y la sociedad en su conjunto.  

 

Me gustaría terminar este artículo con una frase que refleja lo que pienso, “aprender no es un juego, pero se puede aprender mejor jugando”.

 

Fernando Deustua

Country Manager Perú

TGA Company – The Gaming Agency