Pasar al contenido principal

Cómo mitigar riesgos en la cadena de suministro

Cómo mitigar riesgos en la cadena de suministro

 

Cada vez es más relevante saber si los proveedores y contratistas con los que interactuamos cumplen con los requisitos de nuestra compañía, con los estándares de la industria y con la normatividad vigente. Nicolás Avellaneda, Director Regional para América Latina en Achilles, explica cómo al evaluar y precalificar a proveedores y contratistas, se pueden mitigar riesgos, reducir costos y mejorar el rendimiento de la cadena de suministro.

 

  • ¿A qué se dedica Achilles?

Somos líderes en servicios de gestión de riesgo y desempeño de la cadena de suministro. Conectamos compradores y proveedores a través de una red global en línea que impulsa la transparencia y ayuda a trabajar de manera eficiente, ética y segura. Desde hace más de 20 años, somos socios estratégicos para importantes compañías mineras, de petróleo, energía y servicios en Latinoamérica, posicionándonos como líder regional en la gestión de proveedores y manejo de riesgos en la cadena de suministro.

 

  • ¿Por qué es importante evaluar a nuestros proveedores o ser evaluados?

Para los profesionales de compras, contar con información detallada y vigente de sus proveedores les ayuda a tomar decisiones objetivas, al tiempo que les permite mitigar riesgos en sus cadenas de abastecimiento, así como de incidentes legales. Hay cada vez más exposición. Por ejemplo: ¿Sé si un proveedor con el que voy a firmar contrato tiene entre sus accionistas a una persona políticamente expuesta? 

 

Para los proveedores, participar en un proceso de precalificación les ayuda a mostrar sus fortalezas y diferenciarse de sus competidores, destacar aspectos que los distinguen y contar con una certificación que los avala. Además, les permite identificar áreas de mejora, conocer y adoptar mejores prácticas de la industria, convirtiéndose así en buenos prospectos para sus clientes.

 

  • ¿Cuáles son las características clave de la información que necesitamos?

La información que deberíamos saber de un proveedor con el cual hacemos negocios depende del producto o servicio que nos proporciona, así como de la importancia que tiene para nuestro negocio. Además, debe contar con varias características para que verdaderamente nos ayude a tomar mejores decisiones, mitigar riesgos y reducir costos. Los aspectos clave son: exactitud, consistencia, calidad de datos – basada en fuentes confiables -, comprensible para aquel que la va a interpretar, oportuna y pertinente, que esté disponible en todo momento y a toda hora.

 

  • ¿Con qué frecuencia deberíamos evaluar a nuestros proveedores?

La frecuencia con la que revisamos a nuestros proveedores depende del nivel de importancia de la relación y del nivel de riesgo o criticidad que tengan para nuestro negocio. En algunos casos la revisión documental y con una frecuencia baja, será más que suficiente. En caso de proveedores críticos, una revisión más frecuente y con mayor profundidad, que puede incluir auditorías in situ, será necesario para identificar y mitigar riesgos.