Pasar al contenido principal
Marzo 08, 2021
Días
Hora
Minutos
Segundos

Supresión de polvo: un problema global

Supresión de polvo: un problema global

 

El polvo liberado a la atmósfera a través de la actividad minera tiene un impacto no solo en la salud, seguridad y productividad de los mineros, sino también en la comunidad vecina y en el medio ambiente en general. Desde luego, garantizar la implementación efectiva de sistemas de supresión de polvo en todos los procesos mineros es beneficioso y rentable.

 

Las partículas de polvo se liberan a la atmósfera cuando se produce una "perturbación" en el suelo o en un proceso. En minería, estas ocurren principalmente en plantas de procesamiento y el transporte por carretera mediante fajas. En consecuencia, los trabajadores no pueden ver a través de las nubes de polvo, lo que provoca una disminución de la productividad y graves problemas de seguridad además del riesgo de enfermedades por inhalación de partículas sólidas y finas. Estas partículas de polvo son transportadas por el viento afectando a las comunidades locales, sus cultivos y su ganado. A nivel mundial, la presencia de polvo en la atmósfera dispersa la radiación solar y contribuye al efecto invernadero global con lo cual aumenta la volatilidad climática.

 

Dado el impacto inmensamente negativo del polvo en las personas, la productividad, la sociedad y el medio ambiente, la supresión del polvo ha recibido una creciente demanda y financiación para la investigación. Hoy se sabe que las técnicas de supresión de polvo húmedo en las que se rocía agua sobre las partículas de polvo son la forma más eficaz de supresión de polvo para las plantas de procesamiento. Sin embargo, estas técnicas de supresión de polvo suelen traer dos defectos: son grandes consumidores de agua (un bien escaso) que encarecen estas soluciones y, por otro lado, aspersión se seca rapidamente lo que conlleva nueva aspersión y mas consumo de agua. Sin embargo, recientes inovaciones (tecnología de nebulización de alta presión) permiten una solución eficiente y económica.

 

Las soluciones de polvo en caminos mineros y adyacentes son relativamente fáciles de administrar con aplicaciones químicas, aunque estas requieren estudios técnicos para identificar e implementar las soluciones correctas sin afectar al medio ambiente, a los cultivos o areas de pastoreo. Emulsiones bituminosas, resinas, polímeros, lignosulfonatos, sulfonatos cálcicos y sales, son productos diferentes que actúan en diferentes ambientes, tipos de suelos y climas.

 

Desde las perspectivas ambientales, sociales y empresariales implementar soluciones efectivas de manejo de polvo en las minas es un paso definitivo para la sostenibilidad del sector.